martes, 19 de noviembre de 2013

Elaborando el Plan de Igualdad 2013-2014 "¿Te enteras?"



Planteamiento: ¿Enterarnos? ¿De qué?

Enterarnos es más que saber, enterarnos es comprender, aceptar, integrar, asimilar… enterarnos de que todos somos iguales y al tiempo, diferentes, y no sólo por nuestro sexo, o el color de nuestra piel, sino por nuestras características individuales de las que éstos son solo algunos de sus aspectos. Enterarnos de que tenemos y debemos tener los mismos derechos y obligaciones, las mismas posibilidades sociales independientemente de las determinadas biológicamente.
Pero enterarse no es sólo saber. Enterarse es desarrollar integralmente nuestra personalidad, tanto en los aspectos más tradicionalmente masculinos como femeninos, sin miedos ni tabúes: ser personal completas: enteras. Mujeres con iniciativas profesionales, hombres con capacidad para mostrar sus emociones, niños y niñas felices de serlo y libres de explorar las diferentes posibilidades que la vida les presenta por encima de los arquetipos.
Por eso enterarse es dar un paso más en la camino de la igualdad, es trabajar por la educación de personas integrales, Se trata, en definitiva, de desarrollar cabeza, cuerpo y corazón, para ser personas completas:

Objetivo ¿Para qué enterarnos?

 Desde la premisa antes planteada el objetivo básico de nuestro Plan de Igualdad es trabajar desde los cimientos de la personalidad, las causas que provocan a la larga una sociedad con desigualdades cuyas consecuencias en último términon llevan al maltrato y la marginación. 
Se trata por tanto de un plan PREVENTIVO pero también es un plan de INTERVENCIÓN, puesto que se trata de atender a las situaciones que los niños y niñas viven en el centro educativo y en sus casas, ayudándoles a detectarlas y poderlas verbalizar, buscando soluciones y generando nuevas actitudes de respeto y buentrato. 

Metodología ¿Cómo nos enteramos?

Las creencias y actitudes que llevan a la desigualdad están muy integradas en nuestra personalidad que se va formando desde la más tierna infancia a partir de las experiencias que vivimos y los modelos que encontramos a nuestro alrededor. Por tanto si quereos intervenir sobre esas creencias tenemos que hacerlo desde un punto de vista vivencial y activo, superando los mensajes orales y charlas que en la mayoría de los casos se acaban olvidando. Ha de hacerse a través de actividades concretas pero también con el ejemplo del entorno. Es por tanto importante que tanto familiares como maestros y maestras hagamos nos esforcemos en ser nosotros/as mismos/as ejemplo.
Sabemos que el objetivo planteado es muy ambicioso pero por eso precisamente es importante que vayamos sentando unas buenas bases y trabajemos de manera progresiva: sin prisa pero sin pausa.



Y ahora que sabes de qué va esto “¿Te enteras?”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada